13 oct. 2011

Un día en el Circo.

Teníamos ganas de sentirnos niños y nos apeteció ir al Circo, así que cuando tuvimos la oportunidad nos sacamos nuestras entraditas para recordar la añoranza del más difícil todavía, eligiendo al centenario Circo Raluy.
A nuestro parecer este Circo tiene mucha solera, una estupenda ambientación tanto exterior como interior y en la ejecución de los números, dándoles ese toque de antigüedad de la época dorada del Circo, a nosotros nos encantó y por supuesto nos divirtió, consiguiendo que experimentáramos lo que habíamos ido a buscar. ¡BRAVO!

























Fotos realizadas por nuestros reporteros del QUEMACO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario